sábado, 16 de julio de 2011

El armario madrileño de Lady Gaga Conocemos la conexión entre el estilo Gaga y Madrid


En cada época, como un invento más, surge un icono pop que eclipsa a los otros. Primero fue Elvis, luego The Beatles, llegó Michael Jackson y le siguió Madonna. En 2008 nos tocó a nosotros. La nueva diva adoptaba el apellido de unacanción de Queen y se vestía como una reina de corazones futurista. Lady Gaga desembarcó con su primer disco, The Fame, y sorprendió a propios y extraños con su indescriptible estilo. Vestir a Gaga fue, desde ese primer momento, deseo de cualquier diseñador.
Y ese deseo se les concedió a Assaad Awad y a Maya Hansen, creadores de moda afincados en Madrid, que este sábado han participado el programa A Vivir Madrid Verano. "Recibí un correo pidiendo diseños míos. Era para el disco de Judas. Fue un shock total, tuve que leer el correo tres veces" cuenta Awad, de origen libanés y que tiene su taller en el barrio de Lavapiés. "Me encanta Lavapiés, es un caos cultural. Hay museos, teatros, borrachos... El barrio te da imágenes que después salen como ideas y conceptos. No cambiaría Lavapiés ni por París".
Parece que la excéntrica cantante tiene una fijación con Assad Awad, porque, como ha revelado el diseñador, dos cajas llenas de accesorios viajan hacia el equipo de estilistas de Lady Gaga para que los utilice en su nuevo videoclip. Y a pesar de todo, el creador, que siente predilección por los objetos reciclados, es fan de la discreción. "Lo que hago, lo hago porque me gusta. Puedo trabajar 14 horas seguidas sin comer. No lo hago por la propaganda, aunque ahora me llamen los medios".
A Maya Hansen, diseñadora madrileña especializada en corsés, le pasó algo parecido a lo que le pasó a Assaad Awad. "Nos escribieron diciendo que querían los diseños en dos días en Nueva York. Sólo había una condición; que ninguna otra celebrity los hubiera llevado antes", cuenta Hansen. Lady Gaga optó por un total look: "apareció con nuestros diseños en un programa de prime time en Estados Unidos. Lo mezcló todo, añadió peluca, crucifijos...". Ha contado la diseñadora que estaban "nerviosos", porque nadie sabía lo que la nueva diva iba a escoger. "Se me saltaban las lágrimas viéndola en la televisión con mi ropa. Fue un momentazo"

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario