jueves, 29 de septiembre de 2011

Lady Gaga y otros vídeos de pasarela



Los vídeos han jugado un papel importante en el inicio de la semana de la moda de París gracias a los desfiles para primavera/verano 2012 deGareth Pugh y Mugler (en la imagen, con Lady Gaga). Presentaciones que reactivan cuestiones sobre cómo mostrar las colecciones de una forma que responda a las necesidades a un mercado cada vez más global, convulso e inmediato.
Las imágenes y el sonido forman, como la ropa, parte del vocabulario estético del británico Gareth Pugh. De hecho, hace un año presentó su colección únicamente en formato de vídeo. Un clip que llevó a Suzy Menkes a cuestionar la necesidad de continuar con los desfiles clásicos. El hecho de que Pugh vuelva en parte a la convención de la pasarela podría responder a esa pregunta. En todo caso, Pugh no está dispuesto a abandonar la búsqueda de otros modelos expresivos para mostrar una colección y la combinación de ambos le dio ayer buenos resultados.

00020m00100m00330m
Los barrotes se ablandan y el cuerpo se impne sobre su prisión 
Volvió a colaborar con Ruth Hogben, su cineasta de cabecera, en un corto que planteaba la temática de la colección: una mujer enjaulada que se libera y lucha contra los barrotes. Las rejas aparecían en los primeros conjuntos como armazones que cubrían (¿protegían? ¿encarcelaban?) a los modelos (chicos y chicas). Progresivamente, las franjas se volvían más suaves y orgánicas. Lanas o tejidos estampados a rayas transmitían una relación más armoniosa y sensual entre el cuerpo y su prisión.
00370m00380m00410m
La metamorfosis según Gareth Pugh 
Vídeo y ropa se entrelazaban en la narración de forma que llamaradas malvas en la pantalla cambiaron por completo el discurso de las prendas. La jaula en blanco y negro fue reemplazada por una serie de alienígenas ultravioletas. Cada cual puede interpretar como quiera lo que esa mutación liberadora sugiere, pero lo que es innegable es que con esta puesta en escena Pugh consigue transmitir algo que trasciende al rescate más o menos afortunado de una década anterior.
MUG_SS12v1%20033[1]
El desfile de Mugler estuvo presidido por la niebla y terminó en una secuencia de conjuntos negros con formas "híbridas".
 "Es como pasar del teatro al cine", defendía el fotógrafo y activista digital Nick Knight en el artículo de Menkes. "En primer lugar, es una expresión auténticamente artística que los diseñadores pueden controlar por completo. En segundo, les permite llegar a muchísima más gente. Pasar de 300 personas a tres millones".También fue hace un año cuando Karl Lagerfeld presentó su primera colección para Hogan a través de un cortometraje, La carta. Diego della Valle era claro respecto al objetivo del film: "Siempre tuvimos claro que queríamos acompañar la colección de una película", decía entonces. "Es un contenido que te permite lograr una gran notoriedad en internet".
Pocos como Nicola Formichetti saben tanto en la industria sobre cómo manejar internet. Tal vez por eso, su segunda colección de mujer paraMugler ponía tanto énfasis en el vídeo como en lo que se vio sobre la pasarela (para la colección femenina cuenta con la colaboración de Sébastien Peigné). Curiosamente, Mugler también abordaba la cuestión de la metamorfosis (a partir de formas "híbridas" inspiradas en las dunas del desierto, según las notas, a la manera de Georgia O'Keeffe o la películaDune de David Lynch). Aunque el resultado era bastante menos excitante que el de Pugh.
MUG_SS12v1%20045[1] 
Lady Gaga no desfiló esta vez, pero sí apareció en un clip firmado por Inez van Lamsweerde y Vinoodh Matadin que se puede ver hoy como parte de la "premiere digital". Ataviada con una curiosa ortodoncia, advertía: "Don't anger Mugler woman, she'll eat you", "Amen Fashion" o "Jesus is the new black". Su rostro se desvaneció antes de que apareciera la primera modelo, pero su música puso la banda sonora a la presentación.
MUG_SS12_vtr%2002[2] 

"En la película y en la banda sonora, ella aparece como un fantasma", explica Formichetti en un comunicado. "Para mí, en muchos sentidos es tan importante y real el estreno digital como el desfile. Por eso esta vez he querido hacerlo por separado y ofrecer un vídeo completo en lugar de una retransmisión en streaming. Quiero que algunos aspectos de la moda sean menos elitistas y por eso quiero compartir mis procesos a través de Twittero Tumblr. Sé que la gente encuentra muy poco ortodoxo enseñar ropa antes del desfile. Pero yo lo veo de forma distinta. Un desfile es como una sesión de fotos: conoces la ropa antes, pero la sesión las transforma. Lo mismo ocurre con el desfile".

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario